lunes, 28 de marzo de 2011

Ante el bloqueo a medios de comunicación

En relación a una noticia que se ha hecho pública en el día de ayer, el Consejo ha definido su posicion en los siguientes términos:

El Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina manifiesta su preocupación por el bloqueo que impidió la salida de la edición dominical del diario Clarín, en particular, y todos aquellos intentos de limitar la libertad de expresión, en general.

Una democracia republicana se enriquece con el debate de ideas y proyectos que se producen tanto en los ámbitos parlamentarios como en los medios de comunicación. Atentar contra los medios empobrece la vida pública.

La existencia de nuevas tecnologías han aumentado las capacidades de comunicación social, pero no reemplazan a los medios tradicionales. La información no abunda sino que transparenta y, consecuentemente, mejora la calidad de las instituciones.

No debemos olvidar la importancia del diálogo como herramienta para la solución de los conflictos.

2 comentarios:

  1. Marianela Romero29.3.11

    Totalmente de acuerdo.
    Más allá de cualquier postura partidista, el bloqueo de un medio de comunicación (fuera cual fuera) no puede ser considerado como una herramienta de protesta válida.
    Los involucrados visibles del suceso (el sindicato, en este caso) pueden reclamar lo les concierne, de más decirlo. Pero el trasfondo político que sustenta esta medida es la cuestionada, y con mucha razón.
    Respito: dejando fuera cualquier tendencia política, repudio el bloqueo violento de cualquier medio periodístico.
    Como profesionales de las relaciones públicas, creo que es fundamental analizar las consecuencias de estas decisiones, la opinión pública y las reacciones de los públicos involucrados en este acto.
    Por un lado, me genera mucha intriga saber cuales serán los siguientes pasos (si es que existe un plan de acción) de los asesores del partido oficialista que apañan este tipo de acciones.
    Por el otro, habrá que ver cómo la empresa-medio se reconvierte desde las cenizas en las que se la pretendió convertir.
    Por último, tener en cuenta este issue, para que los sistemas de comunicación actuales estén al tanto de este entorno nacional conflictivo, y considerarlo para la toma de decisiones futuras.

    ResponderEliminar
  2. Si definitivamente no se hace justo callar a quien se quiere expresar sea cual sea el motivo, me parece una falta muy grave a lo relacionado con los derechos humanos, por tanto me pareció correcta la actuación de la gente al no callar tan despreciable acto.

    ResponderEliminar