miércoles, 4 de agosto de 2010

Las Relaciones Públicas en la agenda de los número 1

Reproducimos la nota publicada por Dossier de nuestro colega y actual Presidente de la Comisión de Consultoras, Rodrigo Fernández Madero
 
Las Relaciones Públicas han tenido un crecimiento notable en los últimos tiempos en las organizaciones con y sin fines de lucro. Los CEOs de las empresas y los Directores Ejecutivos de las ONGs, hoy más que nunca, han sumado a su agenda diaria la gestión de intereses: en definitiva, la actividad que corresponde al profesional de las Relaciones Públicas.
 
El surgimiento del área de comunicaciones corporativas en empresas que no la tenían, o su crecimiento sostenido en las que ya contaban con una, mas la creciente contratación de servicios externos de Relaciones Públicas me confirman que la disciplina ha adquirido un rol muy importante en gran cantidad de organizaciones. Pienso que una explicación sencilla de este fenómeno es que el objetivo principal de las empresas es lograr rentabilidad, ésta no sólo se obtiene con la oferta de un buen producto o un completo servicio. Hoy en día, sin duda alguna, el éxito del negocio se alcanza con una excelente e integral gestión empresarial, con un marco normativo adecuado, y con legitimidad social. Si las organizaciones no se ocupan de las Relaciones Públicas, o se ocupan de manera inadecuada, pueden estar desatendiendo lo que sucede con algunos de sus públicos relevantes y, de manera indirecta, poniendo en riesgo su rentabilidad.
 
Las Relaciones Públicas son una disciplina que se centra en cultivar vínculos de confianza y de mutuo entendimiento entre una organización y los grupos de interés que componen su entorno. Llamamos grupo de interés, entre otros, a:
  • Los empleados que trabajan para que la organización cumpla sus metas;
  • Los accionistas que invierten y permiten a las empresas desarrollarse dentro del mercado;
  • Los medios de comunicación que actúan como mediadores, dándoles lugar a las organizaciones para comunicar sus mensajes;
  • Los entes reguladores y organismos de gobierno que pautan los límites en los que operan las instituciones.
Todas las organizaciones interactúan, diariamente, con una multiplicidad de grupos de interés que influyen en su actuación y viceversa. Al tratarse de públicos amplios y variados, el profesional de las Relaciones Públicas debe tener una visión holística de la realidad y conocimientos amplios sobre diversos temas.
 
Los mencionados vínculos de confianza se alcanzan, fundamentalmente, a través de la de la gestión estratégica de la comunicación a través de diversos canales como pueden ser los medios tradicionales, las relaciones interpersonales, reuniones y, actualmente, hasta los blogs y las redes sociales.
 
Ahora bien, las Relaciones Públicas son definidas, comúnmente, en términos descriptivos, enunciando qué son, qué hacen y cómo lo hacen, pero uno de los rasgos más importantes, termina quedando afuera. Y con esto me refiero a ¿por qué lo hacen, con qué fin?
 
Las Relaciones Públicas son una disciplina cuyo objetivo principal es que las entidades puedan cumplir con sus fines organizacionales. Fines que, generalmente, están relacionados con el rendimiento de los negocios y la buena reputación en la mente de los grupos de interés. Los profesionales de la disciplina trabajan arduamente en el diseño de planes integrales y estratégicos de comunicación que les permitan a las empresas o entidades poder alcanzar los fines que se proponen.
 
El trabajo de las Relaciones Públicas ayuda a crear y sostener las condiciones regulatorias y de opinión pública para que una empresa pueda desarrollar sus objetivos.
 
El profesional de las relaciones públicas genera y gestiona estrategias de comunicación para distintas organizaciones, con el fin de generar y fortalecer las relaciones con su entorno. Agrega valor a las instituciones, impactando en los resultados a través de la mejora y resguardo de su reputación.
 
En un mercado altamente competitivo, como el actual, es indispensable que las organizaciones indaguen en nuevos modos de diferenciarse y destacarse frente a la competencia. Los profesionales de las Relaciones Públicas no hacemos más que trabajar para que esto suceda. Proactividad, pensamiento estratégico y trabajo en equipo son tres puntos esenciales que todo profesional que trabaje en esta disciplina debe tener para alcanzar el éxito.
 
Los grupos de interés que conforman el entorno inmediato de la organización se han tornado, en nuestros días, muy exigentes. Los diversos públicos de interés deben estar informados, se deben sentir comprendidos y hasta contenidos por aquellas instituciones que emiten sus mensajes. Con lo cual, esto se vuelve un desafío más grande para las instituciones, para los profesionales de las Relaciones Públicas.
 
El Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina (CPRPRP), fundado hace más de 50 años, funciona como una asociación de profesionales independientes y como una cámara de Consultoras de PR, que promueve el intercambio, la capacitación y la investigación. Trabaja también por el desarrollo de la actividad en el mercado, defiende los intereses de sus miembros y del sector en general, y establece los estándares éticos de la actividad. Busca, en definitiva, promover las condiciones para que una profesión que genera vínculos, resuelve conflictos y facilita acuerdos, se desarrolle vigorosamente y haga su aporte al futuro de la Argentina. Sus puertas están siempre abiertas.

Rodrigo Fernández Madero
Presidente Comisión de Consultoras
Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina

1 comentario:

  1. Muy clara la publicación! Sería una buena práctica comenzar a utilizar este tipo de resúmenes (engendrados por quienes practican la disciplina. -Porque este grado de nitidez se logra claramente sólo desde la praxis profesional-) por parte de los docentes para introducir de lleno a sus alumnos del primer año de las licenciaturas y tecnicaturas en Relaciones Públicas.

    Saludos!
    Felipe

    ResponderEliminar